Cómo Aliviar el Lumbago: Mejor Tratamiento

En este artículo te explico cuál es el mejor tratamiento para aliviar el lumbago, ya estés pasando por un lumbago agudo o un lumbago crónico.

Cómo aliviar lumbago

Hola!

Soy Sheila Eiris, tu fisioterapeuta.

Estás aquí porque quieres saber cómo aliviar tu lumbago.

Pero antes de mostrarte el mejor tratamiento para aliviar tu lumbago, tienes que saber si estás pasando por la fase aguda o por la fase crónica de tu dolor.

La fase aguda es cuando te aparece el dolor de repente y es muy fuerte.

La fase crónica es cuando tienes dolor de espalda constante, pero este dolor te deja hacer vida normal, aunque tengas esa presencia todo el día.

¿En qué fase estás tú?

Es importante que lo sepas porque el tratamiento es diferente si estás en un lumbago agudo o si estás con un lumbago crónico.

Si me concedes unos minutos, te explico brevemente las características de cada uno para que sepas reconocer en qué fase estás.

Y de esta manera, saber cuál es el mejor tratamiento para ti.

¿Comenzamos?

1. Lumbago en Fase Aguda

En la fase aguda el dolor de espalda aparece de repente y el dolor es muy intenso.

Este dolor te puede limitar tu día a día: caminar, agacharte, atarte los zapatos…

Incluso te puede costar poner la espalda recta y según qué movimientos hagas, eso te provocará dolor.

Al toser, estornudar o reír puedes ver las estrellas y el firmamento entero.

Pero por suerte el dolor mejora si te tumbas.

Cuando estás en la fase aguda del lumbago, es posible que confundas tu lumbago con una ciática.

Así es interesante que sepas las diferencias entre ambos, para saber qué tratamiento es el más adecuado para ti.

2. Lumbago en Fase Crónica

En esta fase el dolor de espalda te deja hacer vida normal, aunque tengas la presencia del dolor casi todo el día.

Puede que algún movimiento te lastime la espalda, pero nada demasiado doloroso como en la fase aguda.

Lumbago crónico es también el dolor de espalda que tienes al levantarte de la cama por la mañana.

3. Cómo aliviar el lumbago

Llegado a este punto ya sabes en qué fase estás.

Y es importante que lo sepas, porque el tratamiento para el lumbago agudo es totalmente diferente que el tratamiento para el lumbago crónico.

Cómo aliviar el lumbago agudo

Si tu dolor de espalda es muy fuerte lo primero que debes hacer es visitar al médico y este será quién te recete medicación, si lo cree oportuno.

Por norma general, la medicación recetada es:

  • Analgésico como Paracetamol
  • Antiinflamatorio como Ibuprofeno
  • Relajante muscular como Diazepam
  • Inyecciones de Antiinflamatorio si presentas lumbago con ciática

Aunque te duela la espalda y lo único que quieres es estar en la cama, caminar es lo mejor que puedes hacer si quieres que tu dolor pase lo más deprisa posible.

No se suele aconsejar, pero yo he vivido en mi propia piel 3 lumbalgias en el último año.

Y las 3 las he tratado de diferente manera.

Y te puedo asegurar que la lumbalgia que se curó antes, fue en la que me mantuve más activa.

Seguí trabajando en la clínica y cuando no tenía pacientes, me tumbaba a descansar la espalda.

Sé que no todos los trabajos y dolores son iguales, pero mi consejo es que te mantengas activo lo más que puedas: camina, siéntate, túmbate, agáchate, …

Y leyendo artículos científicos, he descubierto que también la ciencia respalda el mantenerse lo más activo posible si estás padeciendo una lumbalgia.

Muévete todo lo que puedas, pero sin dolor.

Créeme, el peor tratamiento que puedes hacer es quedarte en cama y esperar a que la medicación haga su efecto.

Resumen

El mejor tratamiento para el lumbago agudo es medicación y mantenerte activo dentro de los límites de dolor.

Cómo aliviar el lumbago crónico

Aquí ya te tienes que mover y hacer algo por tu espalda.

Un lumbago crónico es un problema de músculos.

Por tanto, hasta que no pongas a punto tus músculos, tu lumbago te acompañará por mucho tiempo.

Bajo mi punto de vista, el mejor tratamiento para el lumbago crónico es el ejercicio terapéutico.

Incluso hay numerosos estudios científicos que respaldan el ejercicio para tratar el lumbago.

Como por ejemplo éste, que dice:

“Desde 1904 se ha reconocido que la actividad física es un factor importante en la prevención y el tratamiento de la lumbalgia.

El ejercicio al parecer es un método eficiente y la combinación de éste con una terapia conductual, ha demostrado ser muy eficaz, aunque hasta el momento ninguna técnica específica de ejercicios se ha sugerido como superior a otra”

Existe una relación positiva entre el ejercicio aeróbico de bajo y moderado impacto y la disminución de la lumbalgia”

Y como ejercicio terapéutico de bajo y moderado impacto tienes: Pilates, Yoga, Feldenkrais, Antigimnasia, Microgimnasia y un largo etcétera.

¿Gimnasio?

Los ejercicios del gimnasio o más bien los ejercicios en máquinas no te van a hacer daño, siempre y cuando los hagas en la postura correcta.

Por tanto, si nunca hiciste ejercicio o no tienes ni idea de postura, no te aconsejo el gimnasio.

Si despiertas por la mañana con dolor de espalda puedes hacer algún estiramiento por la noche.

¡Con 5 minutos tendrás suficiente para levantarte sin dolor de espalda al día siguiente!

Si al hacer los ejercicios tu dolor no pasa, quizás ha llegado el momento de cambiar tu colchón.

A la hora de comprar un colchón nuevo que te vaya bien para la espalda debes tener en cuenta ciertas características, porque no todos los colchones son buenos si tienes dolor de espalda.

Consejo

Siempre es bueno acudir a un fisioterapeuta de vez en cuando para descargar tu espalda, pero no debe ser tu única fuente de tratamiento.

Tu tratamiento principal debe ser el ejercicio.

4. ¿Faja para el Lumbago?

Bajo mi punto de vista NO.

La faja lumbar suple la función de tus músculos.

Al usar una faja lumbar tus músculos se vuelven todavía más débiles, justo lo contrario que necesita tu espalda.

Sé que piensas que la faja te protege la espalda, pero en verdad te va a perjudicar.

Pero considero que hay una excepción: usa faja en tu trabajo si no puedes sentarte a descansar o si debes cargar mucho peso.

Una vez acabes de trabajar debes sacar la faja y no la utilices para nada más.

Y si vas a dar un paseo o caminar, no uses faja.

De verdad, no te acostumbres a usar la faja porque vas a acabar teniendo más lumbalgias de las deseadas.

Resumen

Evita usar faja lumbar.

Conclusión

El lumbago es un problema complicado, pero casi siempre tiene solución.

Si estás pasando por una lumbalgia aguda debes tener paciencia, caminar en la medida de lo posible y tomar la medicación prescrita por el médico.

Si tu problema es más bien crónico, llevando meses o incluso años contigo, tienes que empezar a poner de tu parte si quieres tener una espalda sin dolor.

El ejercicio físico es el que la comunidad científica respalda como una buena terapia para aliviar el dolor de espalda.

Así que si quieres aliviar el lumbago, y de momento no quieres apuntarte a ninguna clase de Yoga o Pilates, comienza con ejercicios y estiramientos para el dolor de espalda.

Si te levantas por la mañana con dolor de espalda, lo que puedes hacer es algún estiramiento antes de meterte en la cama.

Yo te aconsejo 3 estiramientos super sencillos y fáciles de hacer. ¡Échale un ojo si te interesa!

Verás como te sentirás mejor sin necesidad de tomar medicación y sin necesidad de dejar al azar a ver cómo te levantas hoy.

Si crees que tu dolor de espalda es debido a que te pasas horas y horas en una silla delante del ordenador y tu postura da miedo, hay 3 consejos que deberías saber para eliminar tu dolor.

Para cualquier duda escríbeme a info@sheilaeiris.es

Un fuerte abrazo!

Sheila

Mejora tu postura, alivia tu dolor de espalda. Accede al mini curso postural gratuito!

Leave a Comment