Dolor de hombro y brazo: qué lo causa y cómo solucionarlo

El dolor de hombro y brazo, también llamado cervicobraquialgia, es un síntoma muy común, pero que en ocasiones puede darte un buen susto.

De hecho, si te sucede en el lado izquierdo, lo primero que piensas es que podría ser un problema cardíaco, y por supuesto que inmediatamente entras en pánico (¡al menos la primera vez!).

En realidad, en la gran mayoría de los casos NO se trata de un problema cardíaco, sino de una situación bien definida a nivel de músculos, nervios y huesos, que puede manifestarse con:

  • Dolor que comienza en el cuello y se irradia hacia el brazo
  • Dolor que comienza desde el hombro y va hacia el brazo
  • Neuralgia difusa de toda la extremidad
  • Hormigueo en la mano y antebrazo, pérdida de fuerza

En este artículo vamos a ver cuáles pueden ser las posibles causas de estos síntomas, que pueden llegar a ser realmente molestos.

También veremos una serie de ejercicios y estrategias que pueden ayudarte a mejorar la situación y resolver el dolor de brazo y hombro.

Estos consejos NO deben ignorar la opinión del médico, quien es la primera persona a quien acudir.

Si no me conoces, me llamo Sheila Eiris y soy fisioterapeuta y fundadora de está web y canal, Sheila Eiris Ejercicio Terapéutico.

En esta web y mis redes sociales te ayudo a resolver los problemas musculoesqueléticos, mejorar la postura y mejorar tu estado físico general a través del ejercicio terapéutico.

Cómo se manifiesta el dolor de hombro y brazo: aprende a reconocer los síntomas

Conocer y saber describir bien los síntomas es fundamental para ti y para ayudar a tu médico a diagnosticar un problema que puede provenir de diferentes estructuras.

Como decía antes, el dolor en el hombro y el brazo puede manifestarse como:

  • Una verdadera cervicobraquialgia, es decir, un dolor que parte del cuello y se irradia hacia el brazo
  • Un dolor en el hombro, ligado a los movimientos de la extremidad, y que se transmite por el brazo hacia abajo
  • Neuralgia difusa de la extremidad, no ligada a movimientos particulares (neuralgia = problemas de fuerza en el brazo u hormigueos)

Es muy importante comprender si el dolor en el brazo y el hombro se acentúa o se reduce con el movimiento de alguna estructura: por lo tanto, trata de comprender si los movimientos del cuello, hombro, muñeca o codo de alguna manera producen o reducen el dolor.

Como veremos en breve, el dolor puede provenir de muchas estructuras en la extremidad superior y extenderse a través de los nervios.

Bien, ahora que entendemos cómo se manifiesta el dolor, tratemos de entender qué puede causarlo: por supuesto, luego veremos cómo intentar mejorarlo y solucionarlo.

Las causas del dolor de hombro y brazo: por qué se manifiesta el dolor

Tanto a los médicos como a los pacientes les gustaría poder hacer un razonamiento del tipo “tengo el síntoma x, entonces el problema es y, y la solución es z”.

Desafortunadamente, en el cuerpo humano las cosas nunca son tan simples y lineales.

De hecho, es imposible entender de dónde viene el dolor solo basándonos en los síntomas: se necesita una consulta y pruebas de diagnóstico (en un momento veremos cuáles son las más comunes).

De todas maneras, podemos tratar de comprender mejor el problema dependiendo de qué tipo de dolor se siente y qué lo provoca.

Las causas más comunes son:

  • La discopatía cervical
  • Problemas del plexo braquial  (nervios del brazo)
  • Inflamación del hombro
  • Tendinitis del codo
  • Síndrome del túnel carpiano

Veamos cómo experimentan (a grandes rasgos) los síntomas dependiendo de cada una de estas causas

#1 Dolor debido a discopatía cervical

Cuando se dice que hay una discopatía cervical se refiere a que hay un problema con los discos que separan las 7 vértebras cervicales.

Los discos cervicales son los meniscos de las vértebras cervicales.

Un problema con un disco cervical puede irritar las raíces nerviosas que comienzan justo al lado.

Si un problema con el disco (como puede ser una hernia cervical) irrita la raíz nerviosa, generalmente se siente:

  • Dolor que se extiende por el brazo, que empeora con el movimiento del cuello
  • Hormigueo en el brazo o el antebrazo (a veces entumecimiento)
  • Pérdida de fuerza, más o menos acentuado
  • Si notas un dolor repentino y fuerte, con pérdida de sensibilidad y fuerza en la mano, acude rápido a tu médico: podrías tener una hernia cervical en fase aguda.

#2 Dolor debido a un problema del plexo braquial

Los nervios son verdaderos cables eléctricos, que parten del centro de la columna (médula espinal) y corren hacia las extremidades y hacia el tronco.

Los nervios que llevan la sensibilidad y la fuerza al miembro superior parten de las vértebras cervicales y naturalmente van hacia el brazo.

En este proceso forman una estructura, un verdadero “conglomerado de nervios”, llamado plexo braquial.

Pueden suceder algunos problemas en esta zona que pueden provocar dolor en la zona del hombro / brazo.

La situación más común es la de una contracción excesiva de los músculos escalenos (en el cuello), los principales músculos de esta zona.

Si los escalenos están excesivamente contraídos, uno de los nervios del plexo braquial puede irritarse, y como consecuencia se puede sentir:

  • Dolor que se irradia a lo largo del brazo, como neuralgia
  • Hormigueo en el miembro superior dependiendo de la posición del brazo
  • Cuando esta situación es muy evidente, también gracias a las características anatómicas de la persona, hablamos deL síndrome del DESFILADERO torácico.

#3 Dolor debido a un problema en el hombro

El hombro es un sitio muy común de inflamación y varios problemas.

La estructura que con más frecuencia causa problemas al inflamarse son los tendones, que son las partes finales de los músculos (donde se unen al hueso).

Los músculos más famosos, cuyos tendones a menudo se inflaman, son el llamado “manguito rotador”.

El “manguito rotador” está formado por 4 músculos envuelve la cabeza del húmero (el hueso del hombro) como si fueran un manguito, de ahí el nombre de “manguito rotador”.

No es raro que el dolor procedente del hombro no quede localizado, sino que se transmita a lo largo de todo el miembro superior.

Por eso en estos casos se puede sentir:

  • Dolor en el hombro, pero que se irradia a lo largo del brazo
  • Dolor que empeora con los movimientos o esfuerzos del miembro superior

#4 Dolor por un problema en el codo

El dolor por inflamación a nivel del codo (epicondilitis o epitrocleítis) suele ser bien reconocible.

Solo durante la fase aguda tiende a irradiarse a lo largo del miembro superior: en la fase crónica, generalmente está bien localizado en la parte de fuera (epicondilitis) o interna (epitrocleítis) del codo.

#5 Dolor debido a un problema en la muñeca, también conocido como síndrome del túnel carpiano

El problema más común en la muñeca es el síndrome del túnel carpiano.

Este es un problema en el que el nervio mediano se comprime a nivel de las estructuras tendinosas y ligamentarias de la muñeca.

Cuando el nervio mediano se irrita, generalmente causa síntomas nocturnos en las manos (hormigueo).

En muchos casos, sin embargo, la irritación se transmite también hacia arriba, por lo que el dolor sube por el brazo y se siente sobre todo cuando la mano está sometida a tensión.

Es una situación claramente reconocible, que casi nunca deja dudas diagnósticas.

Cómo se diagnostica el dolor de hombro y brazo: a quién acudir y qué pruebas hacer

Con tantos centros potencialmente involucrados, una pregunta que sin duda podría hacerse es “¿a quién debo acudir para averiguar qué tengo y resolver mi problema?”.

Para ello, lo primero que debes hacer es acudir a tu médico, quien en teoría te derivará a un especialista en ortopedia (traumatólogo).

El especialista debe poder, a través de la evaluación clínica, comprender de dónde proviene el dolor y comprender si se necesitan pruebas de diagnóstico.

Pruebas diagnósticas más utilizadas

Para analizar la situación de la zona cervical, si el problema es una cervicobraquialgia, se utiliza principalmente la resonancia magnética: solo así es posible ver el estado de los discos.

En lo que se refiere al hombro, el primer examen que se realiza suele ser una ecografía, pero también en este caso la resonancia proporciona una imagen más precisa y detallada.

Otro examen muy utilizado para investigar los problemas de la cervicobraquialgia es la electromiografía, un examen que evalúa la conducción nerviosa (utilizado sobre todo para las hernias cervicales y el túnel carpiano).

Mejorar el dolor de hombro y brazo: ejercicios específicos y consejos

Bueno, ahora sabemos lo que hay que saber sobre la cervicobraquialgia: ahora toca intentar mejorar el problema hasta solucionarlo.

Los consejos y ejercicios que encontrarás a continuación son válidos para situaciones crónicas, es decir, situaciones en las que el diagnóstico ya está claro, o al menos el problema ya está presente desde hace bastante tiempo.

En pocas palabras: no hagas ejercicios si el problema es reciente y aún no has hablado con tu médico.

Cómo tratamos de mejorar el dolor

Al tratar de mejorar cualquier dolor musculoesquelético, una de las armas más poderosas que tenemos es el ejercicio terapéutico.

El ejercicio terapéutico tiene propiedades que ninguna terapia manipulativa o farmacológica tiene:

  • Fortalece los músculos y da mayor estabilidad a las estructuras
  • Estimula los músculos para que estén menos tensos y contraídos
  • Restablece la circulación y el drenaje en zonas que pueden estar deficientes

En definitiva, hacer ejercicio dirigido es, sin duda, una excelente idea, además prácticamente desprovista de contraindicaciones.

Los ejercicios que pronto encontrarás son ejercicios GENERALES, que abarcan todas las estructuras que hemos visto: hombro, cervical, plexo braquial…

Si te interesa un trabajo DIRIGIDO y PERSONALIZADO, te recomiendo mi programa Stop Cervicales.

Ejercicio #1: estirar los escalenos

Hemos visto cómo los músculos escalenos pueden ser una fuente de problemas con el plexo braquial, el haz de nervios que va al miembro superior.

En este vídeo te muestro cómo reducir la tensión en estos músculos.

Repite el estiramiento 3 veces con cada lado.

Ejercicio #2: estirar el pectoral menor

Cuando el dolor proviene principalmente del hombro, uno de los músculos más involucrados es sin duda el pectoral menor, que vamos a relajar de esta manera:

Repite el estiramiento 3 veces con cada brazo.

Conclusión

El dolor de hombro y brazo no es de los problemas más fáciles de tratar, con respecto a los problemas musculoesqueléticos.

La razón es: hay muchas causas posibles de dolor.

De todas maneras, una vez entendido el problema, al menos en términos generales, es posible tener excelentes mejoras con ejercicios específicos, como los que has visto.

Con los ejercicios vamos a estimular positivamente todas las estructuras potencialmente involucradas: vértebras cervicales, músculos del cuello, músculos de los hombros, nervios… es difícil no beneficiarse.

El ejercicio terapéutico guiado es la mejor solución para resolver los problemas músculo-esqueléticos.

Mejora tu postura, alivia tu dolor de espalda. Accede al mini curso postural gratuito!

Leave a Comment