Hiperlordosis: no comentas estos 3 errores muy comunes

¿Tienes hiperlordosis y quieres mejorar tu postura para reducir la curvatura lumbar excesiva y aliviar el dolor de espalda?

Entonces este artículo es para ti.

hiperlordosis tratamiento eficaz

Hola, soy Sheila Eiris, tu fisioterapeuta

Y en este artículo te explicaré los 3 errores más comunes que se cometen cuando se tiene hiperlordosis y que debes evitar si quieres (de verdad) mejorar tu postura y prevenir el dolor de espalda.

Al final del artículo te mostraré un ejercicio que he preparado en mi canal de YouTube para ayudarte a mejorar tu hiperlordosis de forma efectiva.

Te aconsejo leer el artículo hasta el final porque de esta manera entenderás por qué continúas con hiperlordosis, aunque estés haciendo ejercicios.

¿Vamos a por los 3 errores?

Error #1: Hacer solo estiramientos

Y en concreto, solo estirar el psoas.

Si has ido a rehabilitación, Pilates,… habrás oído hablar del famoso psoas.

El psoas es un pequeño músculo que por un extremo se engancha en la parte más alta del hueso fémur (justo en la parte de dentro de la cadera) y por el otro extremos se engancha a las 5 vértebras lumbares.

Músculo Psoas

Es pequeño, pero muy fuerte.

Y cuando está tenso, tira de las lumbares hacia delante: creando la excesiva curva en las lumbares.

Imagínatelo de esta manera: un edificio con 3 pisos, cada piso tiene su balcón. Cada balcón tiene una cuerda enganchada (estas cuerdas representan el psoas).

Abajo, en la calle, hay diferentes personas agarrando estas cuerdas y se ponen todas de acuerdo para tirar de estas cuerdas. Tirando, tirando, tirando…. acaban por derrumbar hacia abajo los balcones.

Espero haberme explicado bien 🙏

Esto es lo que sucede cuando el psoas está tenso y causa la hiperlordosis.

Pero esta es una visión demasiado simple y ojalá la hiperlordosis se solucionase solo ¡estirando el psoas!

Si fuese así, la hiperlordosis desaparecería con solo estirar el psoas, algo que no sucede con tanta frecuencia…

¿Y entones cuál es la solución?

En la hiperlordosis hay muchos más músculos implicados, y en el tercer punto te lo explico en detalle.


Error #2: Fortalecer el glúteo con ejercicios como el puente sobre hombros

El puente sobre hombros es un ejercicio muy bueno para coger fuerza en la parte de atrás de la pierna, siempre y cuando se haga con la técnica correcta y se tenga cierta elasticidad en la parte de delante de las caderas.

Si no se tienen en cuenta estas 2 cosas, se corre el riesgo de hacer toda la fuerza con las lumbares: aumentando así la hiperlordosis.

¿Te ha sucedido alguna vez de sentir la fuerza en las lumbares cuando haces este ejercicio?

puente sobre hombros ejercicio


Error #3: No trabajar el cuádriceps

El cuádriceps es una pieza fundamental para mejorar la postura de la espalda cuando se tiene hiperlordosis.

Te explico de manera sencilla por qué.

El cuádriceps se engancha en la espina ilíaca antero superior, que es el hueso de la cadera marcado con un punto en negro en la foto de aquí abajo.

Fíjate bien en toda la pelvis: la columna lumbar está unida a la pelvis. Es toda una pieza.

Por tanto, todo lo que sucede en la pelvis repercute en la columna lumbar.

 

Cuádriceps y lumbar

 

¿Te acuerdas del ejemplo que te puse más arriba para explicarte cómo la tensión del psoas causa la hiperlordosis?

Con el cuádriceps sucede lo mismo.

En este caso, el cuádriceps no modifica directamente la lumbar (porque no se engancha en la lumbar), pero sí modifica la posición de la pelvis, que es la base de la columna.

Tira de la cadera hacia abajo, lo que puede causar una curvatura excesiva en la espalda baja.

Cuando un músculo se tensa demasiado, afecta a los huesos y puede provocar cambios posturales.

Por tanto, el trabajo del cuádriceps es fundamental para mejorar la hiperlordosis.

Cómo trabajar el cuádriceps para reducir la hiperlordosis

Para que el tratamiento sea realmente efectivo solo hay una manera de trabajar el cuádriceps: hacer la liberación miofascial.

La liberación miofascial consiste en liberar al músculo de la tensión excesiva que tiene y se hace mediante un “masaje” que uno mismo se puede hacer en casa.

Cuando hay tanta tensión en los músculos, los estiramientos no son suficientes para que haya un cambio postural.

Esta técnica se puede aplicar a la gran mayoría de músculos del cuerpo, pero en caso de la hiperlordosis es importante comenzar con el cuádriceps.

El material que se necesita para hacer la liberación del cuádriceps es un balón medicinal o uno de baloncesto. Lo importante es que sea de material duro.

También se puede utilizar el foam roller (rodillo de espuma, rulo de Pilates), aunque es de un material más blando y no es tan efectivo como utilizar un balón medicinal, que es más duro.

A continuación, en el video de aquí abajo, te lo explico con más detalle y te muestro cómo hacer la liberación miofascial del cuádriceps. Haz clic en la imagen:

hiperlordosis 3 errores

Conclusión

La hiperlordosis es algo que se puede corregir, siempre y cuando se trabaje de manera global.

Estirar el psoas o hacer el puente sobre hombros son 2 ejercicios aptos para reducir la hiperlordosis, pero no son suficientes para hacer una corrección efectiva.

Cuando hay mucha tensión en los músculos, como es en el caso de la hiperlordosis, un tratamiento efectivo es hacer la libración miofascial de los músculos.

Para sacarles la tensión y que los “huesos” vuelvan a su posición original.

Como te dije en el error 1, la hiperlordosis no se trata solo de un músculo: trabajo este músculo y se soluciona la hiperlordosis.

La liberación miofascial del cuádriceps es por donde se comienza para reducir la excesiva curvatura lumbar y es un óptimo punto de inicio para comenzar a ver los primeros cambios posturales.

Créeme cuando te digo que en pocos días notarás cambio en tu hiperlordosis.

Cualquier duda que tengas no dudes en escribirlo abajo en comentarios.

Un fuerte abrazo,

Sheila ❤️

Mejora tu postura, alivia tu dolor de espalda. Accede al mini curso postural gratuito!

Leave a Comment