Cómo encontrar el tiempo para hacer ejercicio engañando a tu cerebro

A todos nos pasa e incluso puede que te haya pasado hace unos minutos: has leído algo sobre los beneficios del ejercicio o has leído algo aquí en sheilaeiris.es,  pero luego pensaste: “interesante, pero no tengo tiempo para empezar a hacer estos ejercicios”.

O lo intentaste durante un par de días, pero luego lo dejaste, pensando “fue interesante, pero no tengo tiempo para meterme en esto“.

Como encontrar el tiempo para hacer ejercicio

Bueno, en este artículo explicaré cómo quién te dice que “no tienes tiempo” es una zona muy específica de tu cerebro, y cómo tener 10 minutos libres al día no es una verdadera imposibilidad.

Te enseñaré también una técnica muy sencilla para “reajustar” esta zona del cerebro, para que puedas introducir y mantener cualquier buen hábito que desees (en este caso, ejercicio físico o postural).

Los consejos que muestro en este artículo sirven para introducir cualquier hábito saludable en tu vida: comenzar a hacer ejercicio, dieta sana , … aunque de forma específica hablaré sobre ejercicios posturales y ejercicios para el dolor de espalda.

La gente ocupada tiene tiempo para su físico

Hace poco me hablaron sobre este libro” ¿Qué hace las personas con más éxito antes de desayunar? “de Laura Vanderkam.

Tim Cook, CEO de Apple, va al gimnasio a las 5 am.

Vittorio Colao, CEO de Vodafone, empieza su mañana a las 6 am con ejercicio.

Richard Branson, fundador y director ejecutivo de la empresa Virgin, juega tenis y hace kitesurf todos los días.

Podría seguir y seguir con una lista de personas que no solo son famosas, sino que tienen tareas extremadamente exigentes, que hacen ejercicio con regularidad: lee el libro o este artículo.

La pregunta es: ¿realmente estás más ocupado/a que estas personas? Difícil, muy difícil.

Si tu día está literalmente tan atascado que no puedes encontrar ni siquiera 10 minutos, definitivamente necesita una reorganización… ¡no puedes durar mucho tiempo así!

El problema es el área de tu cerebro que quiere permanecer en “zona de confort”

En realidad, la mayoría de nosotros tenemos más de 10 minutos disponibles durante el día: y para confirmarlo, instala una aplicación en el móvil que te diga cuánto tiempo pasas mirando el móvil.

Moment (Apple) o YourHour (Android) son 2 de ellas.

Al instalar esta aplicación, te sorprenderás con el resultado: es posible que descubras que pasas más de una hora al día (la media es de 2 horas) entre redes sociales y whatsapp.

Porque las redes sociales y el chat han logrado “robar” mucho tiempo (aunque, para ser honesta, la mayor parte del tiempo que pasamos en el móvil es “tiempo muerto”, como en la sala de espera del dentista)

¿Y por qué nosotros no encontrar 10 minutos para algo que mejoraría nuestra salud?

¡Fácil!

Las redes sociales y el whatsapp nos emocionan, nos entretienen y nos brindan sensaciones agradables DE FORMA INMEDIATA y sin esfuerzo.

Por otro lado, hacer ejercicio puede ser un trabajo duro y, además, es una inversión a medio plazo.

El problema es exactamente este: nuestro cerebro quiere que nos quedemos en la “zona de confort”, es decir, quiere mantener todos sus hábitos, porque de esta manera sabe exactamente lo que le espera.

Mientras que la novedad requiere riesgo y nuevas investigaciones, que con mucho gusto quiere evitar.

De forma paradójica, tu zona de confort puede estar llena de malos hábitos que te enferman: pero no importa, porque la parte más antigua de nuestro cerebro está destinada a protegernos así que, aunque nuestras rutinas no son las mejores, nuestro cerebro las reconoce como seguras y tiende a hacernos quedar en ellas.

Así que el asunto es:  no es que físicamente te falte el tiempo para dedicarlo al ejercicio u otras prácticas saludables, es que tu cerebro no interpreta ese estímulo como “inmediatamente útil” o “inmediatamente agradable”, y por lo tanto no lo hace. No lo considera algo para ser incluido dentro de su “zona de confort”.

Ahora veamos cómo sortear este “circuito cerebral” con una técnica muy simple, a la que llamo ” 3×1″

Encontrar tiempo sin esfuerzo: la técnica “3×1”

En este punto, has entendido que el verdadero esfuerzo: no es tanto el encontrar “x” minutos, sino convencer a tu cerebro de que esos “x” minutos están malditamente bien invertidos.

¿Y cuándo cree nuestro cerebro que una actividad es una buena inversión? Cuando vea un CAMBIO POSITIVO.

Un dato curioso: en el gimnasio, las personas que tienen una respuesta rápida del trabajo físico, se apasionan y se convierten en visitantes frecuentes. Mientras que aquellas personas que los resultados tardan un poco más, están destinadas a abandonar.

El “truco” es simplemente este: cuando el cerebro ve que una determinada actividad trae un cambio positivo, automáticamente te enviará mensajes como “oye, esto fue genial, ¡hazlo otra vez y lo antes posible!”.

Llegados a este punto, te aseguro que encontrar el tiempo ya no será un problema.

Para “dar el pistoletazo de salida”, la técnica más sencilla es:

“Realiza solo un ejercicio (solo uno) y hazlo durante 15 días, todos los días”.

Lánzate este desafío: elige un ejercicio postural (por ejemplo uno de los del artículo sobre postura, recomiendo el “caracol” o el “W-V”) y oblígate a realizarlo 15 días (la referencia de tiempo ayuda, saber que “no es para siempre” es un consuelo para un cerebro perezoso).

El día que empieces (sería bueno que fuese hoy), primero realiza una pequeña prueba para evaluar tu flexibilidad. Puedes hacer el ejercicio de tocar con los dedos la punta de los pies.

Esta prueba la harás solo el primer día y la repetirás al final de los 15 días.

Te recomiendo: haz bien el ejercicio, prestando mucha atención a lo que sucede en tu cuerpo durante el movimiento e inmediatamente después.

Con toda probabilidad, en 15 días habrás notado mejoras en la ejecución del ejercicio (menos dificultad, más fluidez): este será el PRIMER BENEFICIO POSITIVO.

Repite el test que hiciste al principio, en las mismas condiciones y el mismo tiempo: si todo salió bien, habrá habido un poco de progreso y mejoras en el test, y esta será el SEGUNDO BENEFICIO POSITIVO.

Y si te ha ido bien, también te sentirás un poco mejor: más tranquilidad, menos dolor, menos cansancio. Si es así, tendrás un TERCER BENEFICIO POSITIVO muy fuerte.

Cuantos más beneficios se hayan activado, mayor será la posibilidad de que tu cerebro registre la actividad que has realizado como beneficiosa, y por tanto te apasionará lo justo para que encuentres el tiempo necesario.

En este punto no tendrás que limitarte a un solo ejercicio, puedes hacer tantos como necesites.

Por otra parte, un truco que a mí me vino muy bien al inicio de hacer deporte: imprimir un calendario y tachar con bolígrafo rojo los días que haces los ejercicios.

Es una manera visual de comprobar que estás haciendo los ejercicios, de compromiso para hacerlos y de automotivarte, porque ver un día sin tachar te va a motivar a hacer los ejercicios al día siguiente.

¿No estás seguro de qué ejercicios necesitas? Soluciona el problema inmediatamente yendo a la página 5 ejercicios para poner la espalda recta.

Conclusión

Lo que te he expuesto es solo una de las muchas técnicas que pueden usarse para establecer una rutina positiva.

El concepto que me interesa hacerte entender es:

“No te enfoques en buscar tiempo, porque no lo encontrarás. Concéntrate en “presionar ese botón” en tu cerebro para que note el beneficio, y encontrar el tiempo ya no será un problema”.

Puede ser que tengas tu propia forma de “presionar el botón “y lo que te he propuesto no te funciona.

Me encantaría saber qué es lo que te funciona, porque me encanta conocer nuevos sistemas y podrás ayudar a otras personas a lograr su bienestar.

Házmelo saber escribiendo un comentario.

Hasta la próxima

Un abrazo,

Sheila

PD – Antes de dejarte tengo una cosa muy importante que decirte: he credo un mini curso gratuito para mejorar la postura. Más de 10.000 personas han ya accedido a él y han obtenido beneficios. Hazlo también tú: accede al curso gratuito ahora mismo.

Mejora tu postura, alivia tu dolor de espalda. Accede al mini curso postural gratuito!

Leave a Comment